De la adicción

Características de la adicción al alcohol

Al contrario que la dependencia, el alcoholismo plenamente desarrollado, es decir, la adicción al alcohol, puede definirse de un modo más concreto que la dependencia y se identifica a través de un número limitado de rasgos y características bien documentadas.

– Prioridad:
Beber es el eje del día del alcohólico. Se cambian de horario o se sacrifican importantes actividades para facilitar el acto de beber, a pesar de las dificultades que esto pueda acarrear. Del mismo modo, el alcohólico reconoce ciertos momentos del día en que no tiene otra alternativa que beber, y con este fin realiza todas las modificaciones necesarias para asegurarse de que esto sea posible.

-Aumento de la tolerancia:
Con el tiempo, se necesitan mayores cantidades de alcohol para obtener los efectos esperados.

-Síndrome de abstinencia:
A medida que aumenta la tolerancia al alcohol, también crecen los síntomas desagradables, incluso dolorosos de la abstinencia. Algunos son: temblores, insomnio, agitación, ansiedad y confusión. Llega un momento en que se forma un círculo vicioso, y el mayor motivo para beber alcohol termina siendo evitar esos síntomas. El alcohólico bebe más para evitar las consecuencias de no beber, pero beber más empeora estas consecuencias.

-Ansias:
Existe un abrumador deseo o necesidad de beber, sobre todo cuando se intenta reducir la cantidad. Hasta cuando tiene una copa en la mano, el alcohólico puede sentir necesidad de otro trago. Estando en un bar o en una taberna, suele ocurrir que pida otra copa antes de terminar la primera.

-Conflicto interno:
A medida que la necesidad de beber se agrava y empieza a quedar fuera de control, se presentarán períodos en los que el alcohólico siente deseos de dejar de beber, y hasta lo logrará por un tiempo. Pero cuando reanude la bebida, volverá a las pautas conocidas.

-Problemas externos:
Casi se podría asegurar que en la vida del alcohólico se presentarán problemas en el trabajo, con los amigos, la familia, y con la policía. Para evitar esos problemas, el adicto se hará más discreto para beber, y tal vez esconda botellas en casa o en el trabajo.

Síntomas del alcoholismo

No todos los alcohólicos tienen los mismos síntomas, pero muchos (en las varias etapas de la enfermedad) muestran estas señales:

– Descubren que sólo el alcohol les hace sentirse seguros de sí mismos y cómodos con otra gente.

– A menudo quieren “sólo un trago más” al fin de una fiesta.

– Esperan con ansias las ocasiones de beber y piensan mucho en ellas.

– Se emborrachan cuando no tienen la intención de hacerlo

– Tratan de controlar su forma de beber, cambiando tipo de licores, tomando la decisión de no beber o haciendo promesas solemnes.

– Beben furtivamente.

– Dicen mentiras sobre cuánto y con qué frecuencia beben.

– Esconden botellas.

– Beben por la mañana para aliviar la resaca, los sentimientos de culpabilidad y el miedo.

– Dejan de comer y así sufren de desnutrición.

– Contraen cirrosis de hígado.

– Tiemblan violentamente, alucinan o tienen convulsiones al carecer de alcohol.

Reimpreso del folleto “Una breve guía a Alcohólicos Anónimos” (pag. 2) con permiso de A.A. World Service, Inc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s